“La Economía de las Aplicaciones es clave para ganar competitividad empresarial” Marcus Vinicius Giorgi de CA Technologies

MARCUSCATECH.jpg

NotiCINTEL conversó con Marcus Vinicius Giorgi, de CA Technologies, sobre como las empresas están creciendo al utilizar herramientas de software en los dispositivos móviles.

La economía de las aplicaciones está ganando cada vez más terreno al interior de las organizaciones alrededor del planeta. La utilización de pequeñas herramientas de software para dispositivos móviles, para que los clientes de cualquier organización reciban contenidos o realicen tareas operativas, comienza a ser vista como una iniciativa ‘lógica’ al interior de todos los negocios.

Una de las empresas que más está impulsando este novedoso concepto es la estadounidense CA Technologies. Esta compañía ofrece soluciones informáticas de gestión que ayudan a los clientes a administrar y proteger entornos complejos de IT para apoyar los servicios de negocio ágiles. Según sus representantes, sus soluciones de software buscan acelerar la innovación, la transformación de la infraestructura y de los datos e identidades seguras, desde el centro de datos a la nube.

NotiCINTEL conversó con Marcus Vinicius Giorgi, Vicepresidente Regional de Marketing para Latinoamérica y el Caribe de CA Technologies, sobre cómo está creciendo y cuál será el futuro de la Economía de las Aplicaciones.

¿Cómo se explica el crecimiento de la Economía de las Aplicaciones?

Ante todo, vivimos en la era de las aplicaciones. Hoy podemos hacer todo mediante dispositivos móviles y conexiones a Internet, desde firmar contratos y pagar cosas hasta reservar cuartos de hotel, por ejemplo.

Pero lo más interesante es que presenta oportunidades para las empresas de todos los tamaños. Existe una gran probabilidad de que los clientes de cualquier organización tengan interacción con un software que con uno de sus empleados, lo que demuestra que puede haber tantas aplicaciones como compañías. Entonces, crece la importancia de que las empresas entiendan la Economía de las Aplicaciones y tengan una estrategia para llegar a esos consumidores digitales, que toman decisiones remotamente. Esta brinda una ventaja competitiva a las empresas que aprovechan y entienden este escenario.

Según un estudio elaborado para CA, en el cual se entrevistaron 1.450 ejecutivos jefes de organizaciones en más de 60 países, el 44% de las empresas ya siente el impacto de la Economía de Aplicaciones. El estudio también segmentó a las empresas que contestaron entre las más avanzadas y las más atrasadas, y muestra que los primeros tienen el doble de crecimiento en ingresos, 68% más ganancias y hacen 50% más negocios a través de sus aplicaciones que los segundos. Es una realidad que vivimos y que no podemos apartarnos si queremos ser competitivos.

¿En qué sectores tiene más impacto?

Todas las industrias se ven afectadas de forma directa o indirecta por la Economía de las Aplicaciones. Hasta hace poco, uno no imaginaba que el software pudiera hacer algo por los agricultores, por ejemplo. Sin embargo, ahora con la recolección de datos y un sistema de software los campesinos pueden determinar el mejor periodo del año para sembrar o hacer el riego, al tiempo que optimiza la utilización de sus recursos. Todas las industrias terminan siendo impactadas y si tiene el software en su negocio, puede tener una ventaja competitiva. El área de IT dejó de ser de soporte y ahora tiene un papel relevante en la generación de negocios.

¿Qué deben tener en cuenta las empresas para entrar a la Economía de las Aplicaciones?

Vemos que las compañías deben poner especial interés en la movilidad, con aplicaciones que aprovechen los datos sin mostrar errores. Si hasta hace poco decíamos que los usuarios se iban a otro sitio web cuando tardaban más de 1,8 segundos en cargar, ahora con las aplicaciones debemos garantizar que estén operativas los siete días de la semana, las 24 horas del día.

También hablamos de la gerencia de IT por la nube. Esta permite entregar una experiencia de usuario al más alto nivel. Las empresas no quieren perder clientes que toquen a sus puertas y no haya nadie para recibirlos, hacer un pedido o entregar un contenido. No se pueden dar el lujo de no tener una estrategia digital adecuada y robusta.

Otro punto para tener en cuenta es el ‘Time to Market’. El número de las aplicaciones que las compañías lanzan hoy es gigantesco y hay que garantizar que estén listas lo más rápido posible y sin errores. Esta es una ventaja para quienes apuestan por la economía digital para obtener más clientes y crear nuevos servicios. Podemos poner a trabajar al equipo de desarrollo de una empresa desde el momento cero, a través de la retroalimención de todos los procesos del flujo de informaciones que salen de los grupos de operaciones.

Finalmente, está la seguridad. Imagínate que un usuario no logra ingresar a una aplicación o pagar algo. Lo peor que le puede pasar a un cliente es no tener acceso a algo que quiere por una cuestión de seguridad. En nuestro caso, garantizamos un alto nivel de utilización de las aplicaciones, sin las restricciones que tienen las soluciones más sencillas. Tenemos la capacidad de gerenciar, identificar al usuario y poder agilizar al máximo el proceso de integración en un ambiente totalmente seguro.

¿Qué pasará a las empresas que no adopten la economía de aplicaciones?

La tendencia es que se pierda ventaja competitiva en la medida que se reduzca la velocidad en poner aplicaciones en el mercado. Las empresas pequeñas que nacen en la economía digital tienen la ventaja de ofrecer una mejor experiencia de usuario que aquellas grandes que no adoptan este tipo de cosas. La exigencia del consumidor es cada vez más alta.

¿Qué país de la región está más avanzado en el tema de economía de aplicaciones?

En América Latina, Brasil y México han empezado bien, aunque creo que todos tienen proyectos en las fases finales de aprobación. Los clientes están entendiendo el mensaje.

¿Qué sucede ahora con el desarrollo de software al interior de las compañías?

Las empresas deben tener software como parte de su día a día. Una banca de inversión como JP Morgan, por ejemplo, tiene más desarrolladores de software que Google. Las empresas que han vuelto a desarrollar aplicaciones al interior están por buen camino, así como aquellas que optaron por adquirir aplicaciones probadas en el mercado. Hay un movimiento muy fuerte de las empresas que entendieron la razón y la oportunidad de tener este tipo de herramientas de software como parte de su negocio. Quienes no ingresen están perdiendo espacio.

Las empresas que no cambien, cederán sus espacios a aquellas que si entiendan esta nueva realidad. Y esto vale para todos los sectores. Es una revolución total.

¿Cómo ha sido la migración de las herramientas de CA a la nube?

Existen empresas que no tienen el capital para comprar las soluciones, por lo que ahora pueden acceder a las mejores herramientas de software a través de la nube, es decir que pagan a partir de su utilización real. Entonces, pueden crecer de acuerdo con el desarrollo de su propio negocio. Creo que la mayoría de herramientas de CA están migrando hacia la nube, al punto que muchas aplicaciones avanzadas están saliendo directamente a ella y ya no se hacen versiones para cada plataforma.

Estamos migrando muchas soluciones de mainframe a la nube y a plataformas móviles, con lo cual ampliamos su consumo. La nube permite el ingreso de empresas que están en lo más bajo de la pirámide, que no tienen mucho dinero para hacer inversiones aunque tengan la necesidad. Esta es una forma en que pueden hacer inversiones en software de acuerdo con los ingresos de sus negocios.

¿Cómo estimular la innovación en Colombia?

Hace pocas semanas, tuvimos la oportunidad de tener en Colombia a Laurie Flaherty, CMO de CA, conversando con ejecutivos de Proexport sobre la oportunidad de nuestra empresa para ayudar al gobierno colombiano a través del Ministerio de las TIC, en procesos académicos de certificación y donación de nuestro software. Desde hace 20 años, yo acompaño el desarrollo y crecimiento de la economía y de la tecnología en Colombia. Y estoy seguro de que la innovación local permite que las empresas de todos los sectores reciban el valor de la tecnología. También ayuda a desarrollar los talentos que tiene el país, donde vemos una relación muy buena de costo y calidad en la educación frente a otros países.