Del 4G al 5G: la evolución de las redes para el Internet de las Cosas

Alcatel Lucent 4G a 5G

Con el auge de tendencias como el Internet de las Cosas, el mundo requerirá velocidades de datos hasta 100 veces mayores a las que hoy proporciona 4G. Frente a este panorama aparece en escena la quinta generación de conectividad, que promete mejorar el rendimiento de la red móvil, proporcionando capacidad para soportar miles de millones de conexiones.

Las redes de comunicaciones móviles han venido evolucionando dinámicamente permitiendo a los usuarios tener mayores beneficios con el paso del tiempo. Mientras la primera generación (1G) ofrecía servicios de voz analógica, con la segunda (2G) los usuarios ya podían enviar y recibir textos. La tercera (3G) llegó con la banda ancha móvil, para permitir manejar datos y contenidos más robustos: música, videos y fotografías.

Actualmente, con la cuarta generación las personas pueden manejar más contenidos incluso en vivo, con mayor rapidez, fluidez, en grandes cantidades soportando más plataformas, no sólo en celulares, sino también en tabletas, wearables y automóviles. En otras palabras, la tecnología 4G le ha generado al usuario nuevas experiencias digitales, en cualquier momento y lugar, con conexiones hasta 10 veces más rápidas, cambiando la manera en que las personas se comunican o se entretienen.

“Cada vez más personas han visto la necesidad de conectarse a Internet con velocidades superiores. Hasta el momento, Latinoamérica ha alcanzado 16 millones de líneas 4G en el primer trimestre de 2015, convirtiéndose así en la región con mayor crecimiento en el mundo en conexiones en esta tecnología”, indicó Analí Contreras desarrolladora de Negocios de Redes Móviles para Alcatel-Lucent en la Región Andina.

Gracias a 4G LTE, hacer una videollamada, ver una película o jugar en línea con el mundo, se han convertido en acciones tan cotidianas como enviar un mensaje de texto o publicar un comentario en una red social. La mayor oferta y demanda de video abre las puertas a las aplicaciones relacionadas con publicidad, comercio móvil, salud, educación y servicio al cliente.

Sin embargo, Contreras indica que con el crecimiento previsto del Internet de las Cosas durante los próximos años, el mundo tendrá más usuarios, más dispositivos conectados y una mayor gama de tipos de terminales, que requerirán un mínimo retardo (1 milisegundo), mayor confiabilidad, mayor duración de las baterías de los dispositivos y velocidades de datos hasta 100 veces mayores a las hoy vistas con 4G.

“Para citar un ejemplo, apenas hace 3 años llegó 4G a Colombia y el año pasado su adopción se aceleró con nuevas ofertas en el mercado. Sin embargo, ya hoy en el mundo se está hablando del próximo paso, una quinta generación (5G) que se espera se adopte en el 2020 con muchas ventajas para los usuarios. 5G es considerada desde ya como la comunicación del futuro que soportará el Internet de las cosas”, comentó la vocera.

Los beneficios que traerá la conectividad 5G

De acuerdo a Alistair Urie, líder de estrategia 5G de Alcatel-Lucent, con esta tecnología se tendrá una mayor inclusión, pues la misión de esta nueva generación será conectar a las personas y a las cosas, no solo en las zonas urbanas, sino también poder llegar a las zonas más remotas. Para alcanzar este objetivo, 5G debe ser totalmente rápida y soportar la conectividad de varios dispositivos.

De esta manera, 5G promete mejorar el rendimiento de la red móvil, proporcionando ultra capacidad para soportar miles de millones de conexiones y teniendo la flexibilidad para adaptarse a las necesidades específicas de cada usuario.