ETEK resalta las principales amenazas de seguridad informática en 2016, en el marco del “ETEK Client Interaction Center”

12312280_10153275140132896_2142238705_nEl perímetro de seguridad que se conocía hace unos años, donde se distinguía claramente a los colaboradores de una empresa como los usuarios internos y todo lo demás como el mundo exterior, sencillamente desapareció. La influencia de la globalización de los negocios y la adopción cada vez más intensiva de soluciones empresariales en modalidad de outsourcing, sumado a los nuevos hábitos de uso de las tecnologías móviles y de Internet han hecho que dicha diferenciación de usuarios de los sistemas de información corporativa ya no sea adecuada. La forma en la que se originaron incidentes de seguridad de escala mundial como los de Google, Sony y Target, sumado a casos colombianos que recientemente han llegado a la prensa, dan cuenta de esta realidad.

La propuesta de ETEK para hacer frente a este nuevo desafío es enfocarse en los Entornos de Seguridad, entendiendo como la protección de los distintos casos de uso de las tecnologías y sistemas de información, en función de los procesos de negocio de la organización, como la mejor forma de blindarlos frente a usos indebidos o no autorizados.

Según Andrés Ferrer, CEO de ETEK, “debemos ser cada vez más conscientes de las amenazas informáticas que día a día nacen o evolucionan para llegar más al detalle de la información valiosa de nuestras organizaciones. Más aún cuando se tiene un mundo con mayor movilidad y que apunta a que para el año 2020 existirán 31 billones de dispositivos conectados a internet”.

Sin embargo, es grato observar como cada vez más empresas evolucionan en sus posturas de seguridad, implementando las últimas tecnologías, trabajando para contratar a personas con talento y experiencia, creando políticas efectivas y permaneciendo vigilantes. Además, se advierte que los atacantes probablemente cambien su enfoque y estos ataques vayan dirigidos a las empresas a través de sus empleados, dirigiéndolos a los espacios más inseguros como el hogar de los mismos para acceder a las redes corporativas.