Las TIC se están convirtiendo en un sistema de producción y una competencia fundamental para las empresas

Cui Wei 2

Las TIC se están convirtiendo en un sistema de producción y una competencia fundamental para las empresas, impulsadas por la transformación de los sistemas de TI existentes y la reconstrucción de las industrias tradicionales hacia lo digital. NotiCINTEL conversó con Cui Wei, Gerente General de Huawei en Colombia. 

 

¿Cuál es el estado de la conectividad en el país? ¿Cuáles son sus retos actuales?

 A nivel global y a pesar de las barreras, hay una proyección ambiciosa de personas conectadas. Según la GSMA se pronostica que Latinoamérica tendrá alrededor de 750 millones de conexiones en 2015 con una penetración promedio de 122%. Sin duda, en este proceso la masificación de la banda ancha, especialmente con 4G LTE, tendrá una participación invaluable en países como Colombia, en donde se ha venido presentando un incremento en la utilización del servicio de Internet Móvil, el cual finalizó al tercer trimestre de 2014 con 5.163.920 suscriptores, siendo 808.762 a Internet de 4G, de acuerdo con el informe trimestral de las TIC 2014, elaborado por el MinTIC.

Con todo lo que ofrecen las redes 4G LTE en velocidad, pero también servicios móviles, aplicaciones y demás, ha sido posible mejorar la experiencia de usuario y ampliar las posibilidades de conectividad. Esto es una noticia muy positiva para reducir la brecha de acceso a internet y el país avanza en la dirección correcta, puesto que según este mismo informe, Colombia llegó a 9.7 millones de conexiones a Internet de banda ancha, 342% más que en 2010. Aquí se destaca todo el esfuerzo en materia de tecnología que ha hecho el Gobierno colombiano, no solo con la subasta de la nueva red, sino visitando y capacitando a los niños, jóvenes y adultos en escuelas, población rural y vulnerable, para darles a conocer que desde el lugar más recóndito, pueden enterarse de qué está pasando en todo el mundo y sobretodo, pueden tocar puertas para mejorar sus condiciones de vida.

Así,  para masificar las oportunidades y los servicios digitales que mejoran la calidad de vida de todos, y generar un impacto en el desarrollo del país, se requiere que cada integrante de la cadena -Gobierno, operadores y fabricantes -siga aportando y apoyando la causa. Desde Huawei, que fabricamos equipos, sean smartphones o tabletas, estamos haciendo énfasis en el tema de costo-beneficio, es decir, ofrecer dispositivos de buen rendimiento que permitan sacar el máximo provecho a la conectividad, a un precio competitivo para todos los colombianos.

 ¿Cuáles son las tendencias que están guiando la inversión en comunicaciones en las empresas colombianas?

 Con el incremento de la penetración de la Banda Ancha y particularmente de 4G LTE en el país, vemos una importante oportunidad de crecimiento en el negocio de redes para operadores y servicios profesionales. Así mismo, prevemos un crecimiento dinámico en la oferta de nuevos servicios basados en la economía del Internet, como el resultado de la monetización de 4G LTE.

De la misma manera, esta tecnología representa la posibilidad de tener movilidad y ubicuidad con amplios anchos de banda, la cual es una habilidad fundamental para el desarrollo de nuevos negocios y renovación tecnológica en todos aquellos sectores en los cuales la tecnología es parte de su naturaleza y que hoy en día son prácticamente todos. Por ejemplo, la posibilidad de amplios anchos de banda permite que el video sea ampliamente desarrollado, al existir ubicuidad, se logra que dicha característica sea llevada a lugares donde antes era impensado y la movilidad hace posible el acceso en cualquier lugar y en cualquier momento.

Junto al negocio de redes, Huawei se ha consolidado como uno de los grandes jugadores en venta de terminales, ¿Dónde están sus apuestas para seguir creciendo en este mercado?

En la medida en que los colombianos han conocido mejor la marca y la experiencia con ella ha sido positiva, en términos de calidad e innovación, se ha incrementado la confianza y la preferencia por nuestros dispositivos. Este es el resultado que en Colombia, en los tres primeros trimestres del 2014, tuvimos una participación cercana al 20% de las 5 millones de unidades vendidas que logró la Región Norte de Latinoamérica.

Colombia se ha convertido en un país fundamental para el desarrollo de esta unidad de negocio de Huawei en la región. Por eso, además del crecimiento en ventas y del posicionamiento que ha alcanzado la marca en el país, nuestro compromiso es acercarnos a los colombianos con una variedad de equipos y accesorios que se ajusten a sus necesidades y les permitan acceder a todos los beneficios que les ofrece la tecnología. Esta es la razón de las aperturas de las tiendas propias que hemos hecho en Bogotá y Medellín, y también el patrocinio a Independiente Santa Fe.

Tras la norma que elimina las cláusulas de permanencia (y con ellas, los subsidios que entregan los operadores), ¿cómo esperan que se transforme la venta de celulares en el país?

Desde nuestra óptica, consideramos que este es un momento idóneo para que más colombianos puedan tener acceso a equipos de calidad y precio, como los que actualmente tiene disponible Huawei en todo su portafolio de Smartphones que se ofrece en operadores y mercado abierto. Adicionalmente, vemos oportunidades de crecer en el segmento de gama alta, teniendo Huawei una muy buena oportunidad con equipos como el P7 y Mate 7, que son muy competitivos gracias a su relación precio/calidad.

 ¿Cómo ve el futuro de las telecomunicaciones en Colombia? 

Consideramos una creciente penetración de banda ultra ancha fija y móvil, en particular LTE, como una importante oportunidad estratégica para su crecimiento. Los dispositivos inteligentes serán otra área clave, a medida que se convierten en una necesidad intrínseca de los “nativos digitales” y en extensiones de los sistemas sensoriales de las personas. Las TIC se está convirtiendo en un sistema de producción y una competencia fundamental para las empresas, impulsadas por la transformación de los sistemas de TI existentes y la reconstrucción de las industrias tradicionales hacia lo digital.