La nube no tiene retos, sino oportunidades” Mark Hurd, presidente mundial de Oracle

markhurd

Mark Hurd, presidente mundial de Oracle, estuvo de visita en Colombia, donde brindó su visión de la tecnología, los negocios y la innovación.

Hace un par de semanas, Mark Hurd, presidente mundial de Oracle, estuvo de visita en Colombia para conocer la operación e impulsar varios de los negocios que la gigante del software tiene en el país. El ejecutivo, que comparte la cabeza de la compañía con Larry Ellison, su fundador, comentó que terminó su año fiscal 2014 con ganancias globales por US$38.300 millones y más de 400.000 clientes en 145 países, de los cuales 20.000 están en Latinoamérica.

Como parte de su visita, el ejecutivo tuvo un breve conversatorio con los principales medios del país, entre los cuales estuvo NotiCINTEL. Estas fueron algunas de sus respuestas en este encuentro.

 ¿Cuáles son los retos que tiene Oracle para seguir creciendo en computación en la nube?

Más que retos, tenemos muchas oportunidades. Ante todo, en computación en la nube somos el número dos en aplicaciones y el número uno en ofrecer una experiencia completa a la nube en el mundo. No obstante, predigo que en el futuro vamos a ver muchos cambios en la industria, los cuales no siempre serán radicales.

Para no ir muy lejos, está el ejemplo de lo que pasa con las aplicaciones. La aplicación más antigua tiene 20 años, es decir surgió antes de los teléfonos móviles, antes de las redes sociales y puedo seguir con la lista de cosas que se inventaron después de la primera aplicación.

Pero además, ahora tenemos consumidores cada vez más sofisticados y conocedores. Yo no soy tan sofisticado como nuestros clientes, pero mis hijos lo son.

Como resultado, ahora tenemos una gran cantidad de datos provenientes de todas partes y nuevos comportamientos de nuestros trabajadores y de los clientes en el futuro. Ellos están alrededor con sus teléfonos móviles, los cuales les brindan una respuesta a cada pregunta que tengan y pueden estar en conversación permanente contigo desde cualquier dispositivo que tengan. Esto nos pone mucha presión sobre nuestros clientes. Ellos han cambiado la forma de usar aplicaciones.

Es una magnifica oportunidad para Oracle, pues estamos en una posición donde podemos cambiar el panorama de las aplicaciones. No creo que sea importante solo tener aplicaciones en la nube. Debes tener la posibilidad de conectar esas aplicaciones, en orden de que la compañía funcione.

Las aplicaciones de marketing conversan con las de ventas. Las de ventas deben poder hablar con las de servicio. Las de servicio, a su vez, con las de finanzas. El hecho de que tengamos un portafolio completo es significativo.

Oracle tiene fama de no ser muy amigable, pero además de no llegar a pequeñas organizaciones, ¿Han pensado hacer cambios para llegar a clientes potenciales, en especial en América Latina?

Somos muy amigables y le diré de dónde creo que surgió esa percepción. En el pasado, compramos 93 compañías y las integramos a nuestros procesos comunes. Entonces, cambiamos contratos e hicimos muchos cambios que las pequeñas empresas no hacían. Imagine que hicimos eso 93 veces por lo que se generó esa percepción. No obstante, era algo que debíamos hacer, era una realidad en los negocios.

Por otra parte, tenemos muchos productos. Como resultado, creo que nuestros vendedores deben ir a los clientes y conocer muy bien nuestros productos. Los vendedores deben ser buenos en cada uno de los productos que representan. Oracle debe presentar todo su portafolio de forma estratégica a los clientes para ayudarles a cambiar sus negocios. Eso lo hacemos en grandes compañías, pero también en medianas pues queremos darles oportunidades a todos esos clientes.

Queremos que sea fácil hacer negocios con Oracle. Estamos invirtiendo fuertemente en gerencias de relacionamiento para lograr que esa vieja percepción de Oracle sea olvidada por la nueva.

¿Tienen un plan específico para los negocios en Colombia?

El mercado colombiano es muy importante. Es uno de los países con mayores proyecciones de crecimiento en América Latina y esta visita demuestra lo importante que es Colombia para Oracle. De hecho, tenemos un centro de atención para toda la región en el país, que está basado aquí.

Colombia es uno de los países más estables y con crecimiento constante. Y queremos darle más fuerza para crecer exponencialmente.

¿Cómo ha sido la inversión en Colombia? ¿Cómo invierten en innovación y competitividad?

Lo que buscamos en un país es la disponibilidad de talento y de recursos. Contratamos mucha gente y siempre buscamos a las mejores personas del planeta, con la mejor educación posible.

Cuando llegamos a un país buscamos talento, no queremos solamente contratar a la gente que ya está trabajando en empresas que son de la competencia. Esa no es la manera más eficiente de contratar. En cambio sí lo es escoger a los recién egresados para entrenarlos, capacitarlos en nuestros productos, procesos, en la manera de hacer negocios, y que puedan crecer dentro de la empresa.

Mejorar en competitividad e innovación tiene que ver con una economía estable, con un Producto Interno Bruto como el de Colombia. Esto realmente está relacionado con las oportunidades y la formación que tienen las personas. Así como Latinoamérica, Colombia es un país atractivo para nosotros porque creemos en la base del talento humano que tiene.

De las compañías que han adquirido, ¿Cuál ha sido la más importante para hacer de Oracle lo que es hoy y cuál la más compleja?

Estratégicamente siempre adquirimos muy buenas compañías. No tenemos la estrategia de otras empresas de comprar malas empresas y ‘ordeñarlas’ para generar flujo de dinero. Solemos comprar las compañías que tienen la mejor tecnología y en un contexto estratégico. Por ejemplo, para construir nuestro software para ventas y presupuestos compramos al servicio líder en SAAS. Nosotros no hicimos una solución de reclutamiento de personal, sino que compramos una empresa líder en el segmento.

Compramos empresas que son líderes y que encajan en la estrategia de Oracle. Nos gusta lo que compramos, pues destinamos mucho tiempo en hacerlo.