Maximiliano aprendió a leer, escribir y a pescar con la tablet en La Boquilla Cartagena

Estudio Vocales

Entre los casos que se encontraron en La Boquilla Cartagena está el de Maximiliano Torre Glosa Iriarte, pescador artesanal, quien a sus 68 años de edad tomó la iniciativa de demostrarse a sí mismo que nunca es tarde para aprender. Este pescador cada ocho días, con esfuerzo, voluntad, disciplina, dedicación y motivación para salir adelante, recibió lecciones para aprender a leer y escribir. El proceso inició desde aprender las vocales hasta el resto del abecedario.

Con la ayuda de las Nuevas Tecnologías, en la sesión de alfabetización llevada a cabo por CINTEL se le ha enseñado a este personaje a escribir su nombre e identificar cada una de las letras que lo conforman, así como su pronunciación.

Con la utilización de las tabletas, los beneficiarios de este proceso de alfabetización realizan ejercicios estudio Rprácticos mediante el uso de aplicaciones como Paint y otras más didácticas como APRENDEALEER, la cual a través de dibujos animados muestra la pronunciación de palabras, con el objetivo de que el pescador se familiarice con el lenguaje.

En cuanto a la apropiación de la tecnología, el dispositivo móvil entregado por Qualcomm y CINTEL ha sido una herramienta muy útil en la alfabetización. Los pescadores se apoyan en el uso de su tablet desarrollando nuevas habilidades que les permite superarse y derrotar los obstáculos de la brecha tecnológica.

Para CINTEL y todos sus aliados en este proyecto es muy satisfactorio cuando se conquistan los objetivos que contribuyen al progreso de los ciudadanos y de nuestro país.