Adiós a la ‘dictadura’ del hardware

Los Centros de Datos definidos por software se presentan como la mayor tendencia empresarial para los próximos años, al aprovechar Internet para entregar la infraestructura y recursos necesarios para los negocios. NotiCINTEL conversó con Christian Plata, Engineering Manager for North of Latin America of VMWare, sobre este tema.

Christian Plata_Low

Sin lugar a dudas, los Centros de Datos definidos por software son una de las mayores tendencias en tecnología empresarial de los últimos años. A grandes rasgos, propone cambiar el esquema tradicional de dependencia en el hardware que tienen los sistemas empresariales por uno donde toda la infraestructura y servicios sean entregados a través de la nube.

Junto a esto, la administración de la red y de todos los recursos necesarios para la operación ahora se realiza a través de software, lo que permite optimizar la red y los equipos físicos –desde servidores hasta switches y discos duros–, con lo cual se reducen los costos y el espacio necesario para operar.

NotiCINTEL conversó con Christian Plata, Gerente de Ingeniería para el Norte de Latinoamérica de VMWare, sobre esta tendencia y cómo está comenzando a impactar la operación en toda clase de negocios.

 ¿Cómo los Centros de Datos definidos por software pueden transformar a los negocios?

Hace algunos años, las empresas llamaban a sus proveedores y, por ejemplo, pedían un servidor a la medida de sus necesidades. Antes de tenerlo en sus manos, podían pasar hasta 45 días entre trámites de nacionalización y adecuación del equipo a su realidad.

Ahora con el Centro de datos definido por software, todo esto está en el mismo lugar. Tan sencillo como crear máquinas virtuales, bases de datos y asignar las capacidades de hardware que debería tener, lo que toma algunos minutos. Esto permite estar a la altura del negocio y revolucionarlo mucho más rápido.

Procesos que inherentemente eran muy difíciles de realizar, hoy en día son muy ágiles. Por ejemplo, las pruebas de recuperación de desastres podían tomar varios días porque, como era un proceso manual, al reiniciar los sistemas nada funcionaba como antes. En este momento, puedes virtualizar el concepto y simular un evento de desastre para probar si funciona o no. Allí gana todo mundo, pues ya no es necesario hacerlo una vez al año sino que se puede hacer a diario. El modelo operativo de la empresa cambia a raíz de esto.

El cambio se puede incluso en organizaciones que antes tenían escritorios normales y ahora los tienen virtualizados.  Por ejemplo, tenemos el caso de una universidad con 5.000 escritorios virtualizados que solo tienen el soporte de cinco personas.

 ¿Qué pasa con toda la infraestructura física que ya tiene una empresa cuando decide implantar centros de datos definidos por software?

Dependiendo de los requerimientos tecnológicos que tenga, podría aprovechar el 100% de lo que se puede reutilizar, al punto que en ocasiones ese 100% excede a la capacidad que requiere. El principio está en determinar qué tienen las empresas, analizar su compatibilidad con las soluciones y utilizar esos recursos.

Seguramente, comenzarán a sobrar recursos que puedo donar, reciclar o retener para agregarlos cuando tenga picos de utilización. Al final del día, estas tecnologías eliminan aquello que no se necesita.

Aquí podemos compararlo con lo que sucedió con la virtualización de servidores, donde las compañías entendían que aquello que hacían con 100 servidores podían hacerlo con solo 10. Entonces, bajaban los costos de electricidad, de enfriamiento y el mismo espacio físico. Esto mismo sucede con los discos, con las redes y con todo aquello que forma el datacenter.

Los servidores, switches, discos físicos los vamos a seguir utilizando, porque todo debe estar soportado en algo físico, pero será un crecimiento mucho más sensato.

¿Cuáles son los grandes retos que tienen los centros de datos definidos por software?

El mayor reto es evangelizar. Este es un concepto muy nuevo en tecnología y lo más difícil en este momento es que la gente comience a comprenderlo y adoptarlo. Esto va a tener la misma curva que vimos con los servidores. Cuando comenzó la virtualización de servidores todo mundo tuvo esa misma preocupación,  por lo que arrancaron por lo básico, como los servicios de impresión, que si fallaban no eran traumáticos. Hoy estamos virtualizando SAP, Oracle, Exchange, todo lo que se quiera.

Con el Centro de Datos pasará lo mismo. Cuando las compañías vean que les presta la misma calidad de servicio que tienen con sus equipos físicos, comenzarán a mover cada vez más procesos claves de negocio.